Mexico

USA

Otros

Pan para el que no tiene hambre


A pesar de que regiones del Tercer Mundo han crecido en los últimos años, y que la humanidad ha “evolucionado” en ciertos temas como la masividad en el acceso a la tecnología, el planeta sigue sin poder resolver temas tan vitales como el hambre.

Un informe de la FAO ha sido lapidario, un tercio de los alimentos producidos en el mundo se pierde o desperdicia cada año. Si estas cifras no le producen dolor de estomago, vamos a clarificarlo en números fríos.

Estos alimentos que se tiran a la basura son suficientes para alimentar a 500 millones de personas más, sin ejercer presión adicional sobre los recursos naturales.

Estos datos presentados por el director general de la FAO, José Graziano Da Silva, son alarmantes porque en el año 2012 parece increible que millones de personas no tengan acceso a comido, porque estamos hablando de alimentos, no de smartphones, tablets o coches de lujo.

El funcionario instó a la población a colaborar para lograr el “hambre cero” aunque para cumplir con esta meta, será necesario eliminar las pérdidas y el desperdicio de alimentos y sostuvo que no tiene sentido cambiar la forma en que producimos nuestros alimentos, si seguimos consumiendo como lo hacemos hoy”.

El Programa Hambre Cero fue lanzado por secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para erradicar el hambre en la actual generación.

El desafío Hambre Cero tiene cinco objetivos:

– 100% de acceso a una alimentación adecuada durante todo el año.

– Cero niños con retraso de 2 años, no más de malnutrición en el embarazo temprano e infancia.

– Todos los sistemas alimentarios son sostenibles.

– 100% de crecimiento en la productividad de los pequeños agricultores y los ingresos, en particular

– Cero pérdida o desperdicio de alimentos, incluyendo el consumo responsable.

Uno de los objetivos wa volver todos los sistemas alimentarios sostenibles, que permitan a los pequeños productores, en especial las mujeres, duplicar su productividad e ingresos como también, reducir el desperdicio de alimentos, garantizando a la gente acceso todo el año a alimentos nutritivos, y poniendo fin a la desnutrición durante el embarazo y al retraso del crecimiento infantil.

La FAO sostiene que uno de los motivos del desperdicio de alimentos es “una tendencia a un consumo excesivo en los países de ingresos medios y altos “.

En medio del hambre, record de sobrepeso

Una de las paradojas de esta situación es que unos mil 500 millones de personas tienen sobrepeso, frente a 868 millones de personas subnutridas. “La cifra ilustra uno de los grandes contrastes de nuestro mundo: la desigual distribución de alimentos, ingresos y oportunidades”.

Ya, en el año 2009, México, Venezuela y Guatemala lideraban el ranking de las naciones latinoamericanas con mayores índices de obesidad entre la población mayor de 15 años, que lideraba Kuwait y Estados Unidos. México cupaba el quinto lugar mundial, Venezuela en el sexto y Guatemala en el décimo.

Datos de la FAO

Número y prevalencia de personas subnutridas
2010-2012 868 millones (12%)
2007-2009 867 millones (13%)
2004-2006 898 millones (14%)
1991-2001 919 millones (15%)
1990-1992 1000 millones (19%)

Ver informe del hambre de la FAO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *