Mexico

USA

Otros

la firma de...

MANUEL MATA





Como elaborar un plan financiero para un negocio


plan financieroUn plan financiero es a veces el gran olvidado de muchos emprendedores que no saben o no tienen suficiente conciencia de la importancia que son las estrategias en finanzas con el propósito de que el negocio sea viable. Y es que tener una idea original y brillante no lo es todo en los negocios. Si bien la idea es esencial y la innovación constituye el punto de partida, el éxito del negocio quedará determinado por otras variables, entre ellas las finanzas.

Un plan financiero debe hacer posible que el negocio tenga futuro, por lo menos por lo que respecta a las finanzas. Lamentablemente muchos negocios han fracasado a pesar de tener clientes y ventas pero que no han tenido la capacidad de implementar un plan financiero que permitiera equilibrar ingresos, gastos, cobros, pagos, inversiones, etc.

Un plan financiero ayuda a planificar diferentes escenarios financieros y teniendo en cuenta esas previsiones, que el negocio esté preparado para afrontarlos. En finanzas, toda cautela es poca y el análisis y la previsión son fundamentales para el éxito del negocio. El plan financiero contiene aspectos tan valiosos como las fuentes de financiación que vamos a utilizar y las inversiones que vamos a necesitar.

Los 6 aspectos clave del plan financiero para un negocio son:

1. Plan de inversiones
2. Plan de financiaciones
3. Presupuesto de caja
4. Balance de Situación Provisional
5. Cuenta de Pérdidas y Gannacias Provisional
6. Previsión de tesorería

La cuantificación de todos estos aspectos quedan recogidos en el plan financiero y sirven de guía del negocio, tanto para el día a día como para establecer estrategias a medio y largo plazo. Estos datos se pueden revisar y modificar; es más, conviene hacerlo cada cierto tiempo, para actualizarlos con la nueva información.

Es vital que una vez cuantificados todos los anteriores datos del plan financiero, se haga una simulación de los primeros meses y años del negocio, a fin de evaluar la viabilidad o no del negocio. Está claro que si la simulación da como resultado que el negocio no es viable, algo habrá que cambiar si no queremos fracasar en nuestro proyecto empresarial. Es mucho más fácil modificar aspectos del plan de negocio antes de ponerlo en marcha que una vez está ya en funcionamiento.

Un plan financiero debe estimar qué cantidad de ventas serán necesarias para cubrir gastos e incluso en qué momento-cuantificado en tiempo- se habrá recuperado toda la inversión inicial y se empezarán a obtener beneficios netos del negocio.

No se debe descuidar que el plan financiero compruebe si se podrán atender o no los pagos con los recursos que se tiene más los ingresos que se vayan generando. La suspensión de pagos por falta de recursos es en muchas ocasiones la primera señal que avisa de que el negocio no es viable, dando lugar antes o después a la “bancarrota” y el cese de la actividad.

Muchas de las decisiones del negocio van a depender de las finanzas del mismo, así que conviene prestar la atención que se merece el plan financiero, ya que al fin y al cabo, si los aspectos financieros y económicos no fluyen, el futuro del negocio correrá peligro. Con el correcto análisis al principio del proyecto empresarial y un buen enfoque económico-financiero del negocio, las probabilidades de fracasar se reducen y las de éxito se multiplican.

Manuel Mata

Coach, Redactor y Escritor, Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la UAB, Master MBA por el INESEM, Certificado en Coaching Personal por TISOC y Formador de Formadores por la Universidad Antonio de Nebrija

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *