Mexico

USA

Otros

Castillos de arena: España supera el 25% de desempleo


Parece que las recetas del Fondo Monetario Internacional, y de los organismos encargados de adoctrinar con sus políticas de ajuste no encuentran la solución a la crisis que vive Europa, o una parte de ese continente.

Los números asustan y las declaraciones de sus autoridades dejan en claro que no saben ya a que manual recurrir para dar con la luz blanca al final de este tunel oscuro.

Mientras el economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Peter Praet, afirma que la política monetaria del instituto emisor puede servir para “mitigar” los efectos de la crisis sobre el sector financiero, pero no puede resolver la raíz del problema e incluso puede llegar a crear dificultades colaterales, la situación de muchos europeos se asemeja a realidad más cercanas al tercer mundo que al de una economía desarrollada.

Ahora se han conocido las cifras de lo que los españoles llaman “El paro“. El desempleo en la península Ibérica es catastrófico, ya que subió en 85.000 personas en el tercer trimestre del año respecto al trimestre anterior, un 1,5% más, situándose el número total de desempleados en 5.778.100 personas.

Esta cifra inédita hasta ahora para la economía española, que hasta hace unos años estaba plagada de un boom inmobiliario fenomenal y que mostraba a ese país como un modela ejemplar de crecimiento y prosperidad se derrumba como castillos de arena.

Ahora, y según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de desempleo llegó al cierre de septiembre hasta el 25,02%, casi cuatro décimas superior al del trimestre anterior (24,63%).

La tasa de paro alcanza así su nivel más alto de la serie histórica comparable, que arranca en 2001 y en ningún trimestre desde entonces se ha registrado una tasa de desempleo tan elevada como la actual.

  • Durante el tercer trimestre se destruyeron 96.900 puestos de trabajo (-0,56%), con lo que el número de ocupados alcanzó la cifra de 17.320.300 personas, su nivel más bajo desde el segundo trimestre de 2003.
  • De los casi 97.000 empleos destruidos entre julio y septiembre, 49.400 pertenecían al sector público (-1,6%) y 47.600 al privado (-0,3%, reflejándose de este modo el recorte de personal que están haciendo las administraciones públicas para rebajar costes y reducir el déficit.
  • El INE contabiliza 228.800 empleos públicos destruidos en el último año (-7,1%) y 607.100 menos en el sector privado (-4,06%). En total, los ocupados del sector público sumaban al finalizar septiembre 2.991.700, mientras que los del sector privado superaban los 14,3 millones de personas.
  • En comparación con el mismo periodo del año pasado, el paro se incrementó en el tercer trimestre en 799.700 desempleados, un 16,06%, mientras que el total de empleos destruidos alcanza los 835.900 (-4,6%).

El Gobierno “optimista” Hasta la segunda mitad de 2013 no habrá datos positivos del paro

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, ha asegurado que ve cierta estabilización en la destrucción de empleo en el tercer trimestre, aunque ha reconocido que los datos positivos no llegarán hasta la segunda mitad de 2013, cuando se debería volver a crear empleo.

Latorre ha explicado que los datos de paro son la contrapartida de la debilidad económica y ha admitido que “nunca son buenas noticias ni motivo de satisfacción” mientras se destruya empleo y ha sentenciado que España atraviesa una fase de ajustes “dolorosa” porque las reformas “toman su tiempo”, y ha resaltado la necesidad de perseverar en la corrección de los desequilibrios con las reformas y el saneamiento de las cuentas públicas en todos los niveles de la administración.

Lamentablemente, en los últimos tiempos, España se debate en una dualidad como el agua y el aceite, conviven pero parecen que no se mezclan, las noticias que llegan de allí muestran la riqueza y el glamour de Messi y Cristiano Ronaldo y la realidad de personas comunes que saltan del balcón de su apartamento cuando iba a ser desahuciado por no poder hacer frente al pago de su hipoteca.

Cuando la marea sube, los castillos de arena terminan como todos sabemos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *