Mexico

USA

Otros

Tres premisas de las empresas comprometidas con el desarrollo de sus empleados


premisas

Hoy en día las políticas organizacionales de los negocios exitosos ponderan como mejores colaboradores a aquellas personas que se sienten valorados en la empresa para la que laboran, quienes buscan en mayor medida oportunidades de trabajo que les permitan desarrollarse profesionalmente de forma integral. Por ello, las grandes empresas han impulsado 3 premisas básicas que los ayuden a comprometerse con el desarrollo de sus empleados y les permitan obtener con ellos mayores beneficios corporativos. Dichas premisas son:

Líderes no jefes

La premisa más importante de las empresas comprometidas con el desarrollo de su equipo laboral, consta en la inexistencia de jefes, las personas que se encuentran al frente de cada uno de los departamentos o la compañía misma son líderes.

Líderes que motiven a los colaboradores e instruyan con el ejemplo, a diferencia de un jefe que se obedece por obligación, la visión de un líder a cargo se resume en que a este tipo de personas obtiene el respeto, confianza y autoridad por parte de sus subordinados de forma natural, la cual además de todo, está inspirada por su comportamiento nato y proporciona mejores resultados laborales.

Ahora bien, estos líderes tienen la obligación de inculcar los mismos valores que demuestran a su equipo con la finalidad de trabajar su propio liderazgo laboral, el cual se ejerza en beneficio de la compañía. En otras palabras, lo que se busca es contar con líderes que impulsan nuevos líderes en todos los niveles organizativos.

Modelo 70/20/10

La implementación del modelo 70/20/10 se enfoca en proporcionarles a los colaboradores el tiempo necesario para que puedan desarrollar sus aptitudes profesionales sin descuidar sus obligaciones laborales.

Para lograrlo el 70% del horario laborar debe estar enfocado a cumplir sus tareas y cubrir sus responsabilidades dentro de la empresa, el 20% del tiempo deberá utilizarse para actualizar sus conocimientos y el 10% restante se ocupará para aplicar los conocimientos adquiridos y habilidades desarrolladas en la implementación de nuevos proyectos.

De esta forma, con personal más capacitado y que cuenta con pequeños espacios para adquirir nuevos conocimientos los resultados para la compañía serán más eficientes. Recordemos que un colaborador feliz y satisfecho profesionalmente se desempeña mejor que uno que se encuentre descontento.

Motivación

Las empresas que fomentan el desarrollo de sus empleados se preocupan ampliamente por motivar a todos sus colaboradores para enfrentar los cambios, una empresa estática jamás llegará a alcanzar sus metas, por el contrario una que esté en constante evolución venciendo los retos que se le presenten estará más cerca de conquistar sus objetivos.

La forma más común de realizar dicha motivación es propiciando la coloración en equipo, dado que al contar con el apoyo de otros colaboradores los cambios siempre son más sencillos de afrontar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *