Mexico

USA

Otros

¿Quién se quedará con el fútbol?


carlos slim

El deporte con mayores negociados está en terreno de disputa en México. Actualmente existe una gran batalla entre Carlos Slim con Televisa y TV Azteca para incursionar en sus respectivas canchas.

El tema surge después de que este empresario ya conocido por todos adquirió acciones de dos equipos de la primera división mexicana, moviendo sus fichas entre los gigantes televisivos. Claro está que, poco les ha gustado el ingreso de un nuevo competidor.

Durante la jornada de hoy, se espera que los dueños de los 18 clubes de la liga mexicana se reúnan para determinar el tema de la “multipropiedad“: una misma persona o grupo pueda tener más de un equipo de Primera División.

¿Cómo ingresó Carlos Slim en este gran negocio?

Los comienzos de Slim en el fútbol se vieron durante el mes de septiembre, cuando a través de América Móvil se hizo del 30% de las acciones del León y del Pachuca, ambos equipos de la Primera División. Al poco tiempo compró a Estudiantes Tecos de la liga de ascenso.

Y un dato a tener en cuenta. Televisa es dueña del América, uno de los dos clubes más populares en México junto con Chivas. Sin desmerecer, pero ¡Qué casualidad!

TV Azteca, la segunda cadena del país, es dueña de Morelia y Jaguares en primera división. En segunda, tiene a Neza, equipo que disputó el ascenso en esta temporada.

Ahora el punto se plantea sobre la multipropiedad, más que nada por aquellos dueños que tienen un solo equipo.

Asimismo, otra clave de esta discusión para en que Slim no tiene un canal de televisión abierta, por lo cual comercializa los derechos de los partidos del León con Telemundo en Estados Unidos, Fox Sports en México y América Latina y el portal mediotiempo.com, que pertenece a Grupo Expansión.

¿Debemos tener el fútbol público?

La importancia que le damos al fútbol en México es importante, y de la televisión abierta es uno de los espectáculos más visto. Por eso es claro que Televisa y TV Azteca se veían tranquilos en una zona de pleno dominio para manejar sus intereses.

La entrada de Slim al fútbol está dinamitando el terreno y le da un reordenamiento y una nueva perspectiva al negocio que parecía anquilosado. Al incorporarse, le genera una preocupación necesaria a las televisoras. Sin embargo, en ningún momento estamos diciendo que esto pase al estado.

La ética del multipropietario

A nuestro entender es poco ético ser el dueño de dos clubes de fútbol que compiten entre sí, y además tener la televisora que muestra los partidos. La capacidad de publicidad y de venta de esos clubes será superior a las de los demás, la pauta publicitaria y promoción también, lo que equivale a generar una competencia desleal, apuntada siempre a los clubes propiedad de los multimedios…

Además, como espectador, me sentiría que poco arriesgan en un partido los directivos de ambos clubes, dado que los dos rinden cuentas al mismo patrón… ¿no suena raro? ¿nadie ve este problema?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *