Mexico

USA

Otros

Tras el voto de Argentina


El Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, sigue tratando de ganarse el apoyo de diversas economías para ganar las elecciones de la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI). En esta ocasión el funcionario va tras Argentina donde subrayó que el FMI debe tener sensibilidad para tratar con cada país.

Después de visitar Brasilia, Carstens viajó a Buenos Aires esta semana para contar con el apoyo de naciones latinoamericanas a su candidatura como director gerente del FMI. Cabe destacar que el organismo internacional es fuertemente repudiado por Argentina pues a las medidas del FMI se le atribuye la crisis de 2001-2002, cuando el país declaró la mayor cesación de pagos de la historia que en la actualidad aún lo mantiene alejado de los mercados voluntarios de crédito.

El caso de Argentina

Parece ser que las recetas del FMI no son las más recomendables para tener una economía “próspera” pues tras la cesación de pagos y con una política económica que contrarió recomendaciones del FMI, Argentina pudo normalizar en más de un 90 por ciento su deuda incumplida y su economía presentó un periodo de expansión a fines de 2002.

Al momento de que se le cuestionó a Carstens acerca del papel del FMI respecto al colapso de la tercera economía latinoamericana hace 10 años, indicó que su trabajo en el organismo no tenía relación directa con las normas que se le sugerían al país argentino, el funcionario subrayó que “el fondo hizo un error histórico en haberse desasociado de Argentina” que, agregó, recibió “un tratamiento demasiado fuerte”.

Finalmente, Carstens mencionó que no deben de darse recetas únicas para cada nación, puesto que “cada país necesita su atención personal” y que “el Fondo sobretodo necesita tener la sensibilidad de considerar dónde están los aspectos específicos de cada país”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *