Mexico

USA

Otros

¿Trabajar más horas y menos días?


carlos-slim

¿Y si trabajáramos sólo 3 días a la semana unas horas más? Esto es lo que ha propuesto Carlos Slim Helú, el empresario más rico y poderoso del país.

En concreto, Slim ha dicho que no sería mala idea tener jornadas laborales de 11 horas y trabajar únicamente 3 días durante la semana. Sumado a ello, estima un retiro por arriba de los 70 años. El objetivo es claro, mayor espacio para los jóvenes que buscan ingresar al mundo laboral.

Lo dicho ha sido a través de una conferencia privada conjuntamente con la embajadora de Israel en México, Rodica Rodian Gordon, donde Slim ha explicado la importancia que tiene dejar lugar a nuevas generaciones creativas e innovadoras en el sector privado.

Así se ha expresado:

“En esta revolución tecnológica, donde los cambios son muy rápidos e importantes, necesitamos de gente trabajadora, innovadora, creativa y entusiasta que no tenga miedo al cambio”.

¿Cómo evaluamos esta propuesta?

Si la idea llevará a una mayor y más enfocada inversión para que los trabajadores estén más capacitados y educados, claramente es  para las labores que ejercen diariamente.

Por otra parte, si los días que no se trabajan son usados para mejorar la calidad de vida y experiencia de los trabajadores, también estamos de acuerdo. Ahora, si sólo se buscará explotar durante 3 días a un trabajador para no tener posibilidad de un beneficio al no trabajar, dado que tendrá que buscar otro empleo porque el dinero no alcanza, no es lo mejor que han propuesto, y ya hemos escuchado cosas así muchas veces.

¿Por qué no trabajar menos días más horas?

  • Disminución del desempleo: no es tan claro que se disminuya el desempleo reduciendo la jornada normal, y menos si se mantienen los sueldos.
  • Conciliación de la vida laboral con la familiar: con jornadas de 6 horas es más fácil poder disfrutar de la vida social.
  • Uso del progreso tecnológico: no hace falta trabajar más horas dado que existe un avance tecnológico que nos ayuda a concentrarnos en tareas más creativas, y de ahí el progreso.
  • Más tiempo para invertir en formación: Si reducimos la jornada laboral para aumentar las horas de estudio estaremos contradiciendo el apartado anterior, y el de la conciliación laboral.
  • Aumento de la productividad: La capacidad de concentración no es la misma durante todo el día, y tampoco se mantiene al máximo pasadas varias horas de trabajo.
  • Menos emisiones contaminantes, menos malgasto energético: No puede aplicarse a todas las empresas, pero seguro que a muchas oficinas sí que es posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *