Mexico

USA

Otros

la firma de...

AMAR N. DARYANANI





Optimismo en la bolsa a pesar del peligro latente


Ponemos el cierre a una semana alcista poco esperada. Se preveían jornadas difíciles en los patios bursátiles después de que el ‘sequester’ se hiciera realidad el pasado viernes, pero los mercados parecen mirar para otro lado y dejarse llevar por la confianza en la continuidad de las políticas sostenedoras de los bancos centrales.

Tras las declaraciones del presidente de la Cámara Baja estadounidense, John Boehner, señalando que no había avances para atajar los recortes, Wall Street comenzaba la semana frenando sus iniciales subidas. Pero a lo largo de la semana los buenos datos macro (como la actividad del sector servicios, empleo del sector privado o el paro semanal) y la confianza en la política de estímulos de la Fed han llevado al patio neoyorquino a registrar máximos históricos, con un Dow Jones protagonista en tres sesiones consecutivas de subidas, para cerrar ayer en las 14.329,49 unidades, el nivel más alto al que haya cerrado desde su creación hace más de un siglo.

A la espera de los datos de empleo, hoy los futuros de Wall Street ya suben un 0,3%.  El informe ADP de empleo del miércoles, considerado un preludio de los datos de hoy, salió mejor de lo esperado.

En Europa las principales bolsas van dejando de lado las incógnitas sobre la gobernabilidad de Italia y se apuntan a las subidas, apoyadas en el optimismo que reina al otro lado del Atlántico y en las políticas de los bancos centrales. Las iniciales subidas de la semana dejaron paso a un miércoles de transición o leve recogida de beneficios, a la espera de la reunión del BCE y del BoE. No hubo sorpresas. Se mantuvieron los tipos y Draghi se mostró más neutral que nunca.

En España la bolsa ha seguido el mismo camino alcista que sus compañeras europeas, movida principalmente por la relajación de las tensiones del mercado de deuda. El Tesoro saldaba con éxito su cita de ayer jueves colocando más deuda de la esperada a menor coste, y con un significativo aumento de la demanda. El efecto inmediato en el mercado secundario de deuda nos deja una prima de riesgo por debajo de los 330 puntos básicos, en mínimos de hace un año, y el bono a diez años en torno al 4,76%, niveles no vistos desde 2010.

El IBEX parece aprovecha la tregua del mercado de deuda y lidera las subidas europeas a media sesión, superando a esta hora los 8.500 puntos mientras espera el informe de empleo estadounidense.

¿Es bueno tanto optimismo? Para las bolsas es evidente que sí. ¿Es realista? Puede que no. A nadie parece importarle que queden importantes incógnitas por despejar. Algunos analistas ya pronostican un recorte del 0,2% y 0,5% del PIB norteamericano merced al ‘sequester’. Y en cuanto a las próximas citas, si antes del 27 del mes en curso no se llega a un acuerdo en el techo de gasto, la administración americana se vería paralizada y al borde de la insolvencia.

Amar N. Daryanani

Analista Independiente

http://bolsamercados.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *