Mexico

USA

Otros

la firma de...

AMAR N. DARYANANI





Mirando hacia Este y Oeste, hacia arriba y abajo


Ponemos fin a otra semana marcada por los acontecimientos que se suceden a ambos lados del Atlántico. De un lado, el ‘thriller americano’ en el que se espera como agua de mayo un acuerdo sobre el abismo fiscal que no llega; de otro lado, la ‘tragedia griega’ en la que sí se alcanza un acuerdo, pero cuyas medidas parecen encaminarse al mismo callejón sin salida.

La semana pasada nos preguntábamos si el ánimo de los inversores, espoleado fuertemente en determinadas sesiones a favor de las compras, tenía su origen en la esperanza o en la creencia. Comprobamos esta semana que sólo algunos creen.

En EEUU, tras la vuelta de los partidos Demócrata y Republicano de las vacaciones de ‘Acción de Gracias’, tocaba continuar con las conversaciones para llegar a un acuerdo que evite el fiscal cliff. Al principio, los números de Wall Street merodeaban como alma en pena. Luego llegarían por una parte, el presidente Obama y el senador republicano John Boehner, manifestando su optimismo en alcanzar un acuerdo; y por la otra, el líder del partido demócrata, Chris Van Hollen, afirmando que están lejos de alcanzar un acuerdo. Mientras deshojan la margarita y se acerca el 31 de diciembre, la desconfianza imperará en las bolsas.

Aunque si hacemos caso de Warren Buffet, que cree firmemente en que los congresistas llegarán sí o sí a un acuerdo, podemos estar tranquilos. Él cree.

Por su parte, a Europa le tocaba vivir su propio drama: el acuerdo para desbloquear los tramos de ayuda a la maltrecha economía helena. Y llegó, pero no pasó nada. Las bolsas se comportaron muy bien, pero sólo en la apertura. Después, las dudas que se mascaban en Wall Street enfriaron los ánimos. Está claro que la noticia ya se había descontado en sesiones pasadas. Y está claro también que poco o nada satisface el acuerdo a los inversores de renta variable, teniendo en cuenta que casi se encamina a terminar por condonar la deuda griega. ¿Alguien cree que pueda devolver el dinero alguna vez?

Sí: los inversores del mercado de deuda, único en el que ha cotizado el acuerdo. Tanto como para relajar las tensiones sobre las deudas soberanas, dar un respiro a las bolsas, y degustar los datos del PIB americano de ayer. EEUU ha visto acelerar su crecimiento al 2,7% en el tercer trimestre, y el dato fue celebrado con alzas en la generalidad de las bolsas, que encaran una nueva semana de incógnitas sin resolver.

En España la semana ha venido marcada por la concreción por el Eurogrupo del plan de ayuda (o sea, del rescate) de la banca nacionalizada, adquiriendo gran protagonismo la cotización de los títulos del sector financiero, con Bankia mostrando su peor cara, y Banco Popular viendo la luz al final del túnel.

Así las cosas, el escenario sigue siendo propicio para los traders dinámicos, por lo que no nos quejamos. Observamos y estudiamos. Miramos al este y al oeste del Atlántico. Hacia arriba y hacia abajo dentro de los soportes y resistencias. Esperando a la siguiente noticia. Cobijados en la esperanza, pero creyendo en la inversión. Al fin y a la postre, ésta es lo que importa.

Puedes enviarle un correo a Amar N. Daryanani a su casilla amar@bolsamercados.com
y leer sus analisis en su sito de Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *