Mexico

USA

Otros

la firma de...

AMAR N. DARYANANI





La bolsa comienza Julio en una montaña rusa


Comentábamos la semana pasada que el Ibex se había adentrado en el terreno de la sobreventa, y que podía darse una escalada a mayores niveles. Así ha sido, gracias particularmente a las palabras balsámicas de Mario Draghi en la reunión de hoy del BCE. Ha sido esta una semana de fuertes vaivenes en las bolsas, merced al recrudecimiento de las tensiones políticas en Europa y Egipto.

En EEUU la bolsa encaraba una semana atípica, con el cierre a media sesión ayer y el festivo de hoy (celebración del Día de la Independencia). Aun así, los principales índices se han comportado bastante bien y han continuado con la tesitura alcista de la semana pasada. Con el transcurrir de los días, el Dow Jones ha vuelto a su coqueteo con los 15.000 puntos, aunque sin llegar a confirmarlos al cierre.

El martes hubo momentos de incertidumbre a causa de la crisis de gobierno en Egipto, pasándose al temor de que los suministros de crudo se vieran afectados, y a la realidad de la subida del Brent. La tensión fue disminuyendo una vez confirmado el golpe del ejército y el cambio de gobierno. El jolgorio vivido hoy en el Viejo Continente no ha podido tener reflejo en el parqué neoyorquino por el mencionado día festivo, pero las miradas están centradas en el dato mensual del paro que se publicará mañana, y en su interpretación a efectos del mantenimiento o no de la política monetaria de la Fed.

En Europa las bolsas han pasado por la semana como si de una montaña rusa se tratara: comenzando el lunes con compras; cayendo el martes por los rumores de que a Grecia se le darían tres días para demostrar el cumplimiento de los requisitos de austeridad y la crisis de El Cairo; el miércoles con mayores pérdidas a causa de la crisis de gobierno de Portugal (tras la masiva dimisión de varios de sus miembros) que lastraba el índice de Lisboa un 6%; y hoy con una auténtica fiesta en los parqués gracias a las medidas anunciadas por el BCE y el BoE.

El presidente Draghi ha dicho las palabras mágicas que el mercado estaba deseando escuchar: que la política monetaria actual seguirá siendo expansiva y, sobre todo, que los tipos podrían bajar otra vez si fuera necesario y por el tiempo que fuera necesario. La intervención de Draghi supuso el espaldarazo a una jornada que ya venía marcada por las compras gracias al encarrilamiento de la política portuguesa. Lo que se suponía iba a ser una sesión de transición, con Wall Street cerrado y a la espera del dato americano de mañana, se ha convertido en una de las sesiones más fructíferas del año para algunos índices.

Es el caso del Ibex, que estrenaba componente el lunes con Ebro Foods (que se ha apuntado un estreno más que bueno) en una jornada de compras que lo convertía en el mejor selectivo europeo, quedando a las puertas de los 8.000, para luego vagar durante el resto de la semana al son que marcaban las tensiones político-económicas que asolaban los mercados. Tras las ventas operadas el martes y el miércoles, el Ibex se situaba en los 7.763 puntos, disparando todas las alarmas y aumentando la tensión en el marcado de deuda (con la prima de riego marcando 312 puntos básicos y el bono español en un 4,79%) una jornada antes de la subasta del Tesoro.

Habló Draghi, y el índice español ha terminado por confirmar los números verdes del inicio de la sesión, para terminar apuntándose una subida del 3,07%, hasta los 8.002 puntos. El Ibex queda así a un paso de cerrar el hueco abierto el pasado día 20 de junio (fecha de la comparecencia de Ben Bernanke) situado en la resistencia de los 8.100 puntos. Si el Ibex terminara mañana cubriendo ese gap, fortalecería la perspectiva alcista. Pero ojo mañana con la publicación del dato del paro en EEUU. Es posible que la montaña rusa no haya finalizado, y que a los traders nos queden aún días para disfrutar de este paraíso.

Amar N. Daryanani

Director de BolsaMercados

http://bolsamercados.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *