Mexico

USA

Otros

la firma de...

AMAR N. DARYANANI





¿Hasta cuando continuará la racha en las bolsas?


Esta semana los mercados de renta variable han experimentado varias y consecutivas sesiones en las que se han impuesto las compras, prolongando los números verdes y consolidando un auténtico rally que permite a los principales selectivos prolongar su romance con los máximos históricos. La excepción fue el ‘bache’ de ayer jueves, que no consideramos de importancia por suponer una lógica corrección motivada por la recogida de beneficios. Ello no quita que se imponga mantener la cautela, pues los acontecimientos pueden dar un vuelco a golpe de titular de periódico.

EEUU ha llevado las riendas de las subidas experimentadas, lidiando con la batería de resultados empresariales y con los escasos pero positivos datos macro. En Wall Street los índices pusieron proa a sus máximos históricos, con el Dow Jones marcando los 15.105 puntos, y el S&P 500 llegando a los 1.632 puntos. Ayer conocimos el dato de solicitudes de prestaciones de desempleo, mejor de lo esperado, aunque no fue suficiente para prolongar los máximos por sexta jornada consecutiva.

Por cierto que la mejora de los datos de empleo estadounidense ha dado pie a los rumores que ponen en duda la continuidad de la actual política de estímulos de la Fed, creyendo que se acerca el fin de su programa de recompra de bonos en los mercados secundarios. No consideramos que estos datos deban recibir tanta atención. Lo normal es que la Fed espere a que estos datos cristalicen antes de tomar esa decisión. En todo caso, cautela. En breve hablará Bernanke.

Por su parte, Europa baila al compás que marca Wall Street, y también ve cómo algunos de sus índices coquetean con sus máximos históricos. Tras un lunes de toma de beneficios ante la ausencia de datos y el festivo en Londres, tocaba avalancha de resultados empresariales, en general positivos para sus respectivos índices (HSBC, Societé, Commerzbank, ING, o Deutsche Telekom entre otros). En Alemania el Dax supera sus máximos de 2007, mientras el Ftse 100 marca máximos de 5 años.

Aunque se sucedieran lógicas jornadas de toma de beneficios, nada impide pensar en mayores subidas, al menos mientras se contengan las tensiones geopolíticas, y no nos veamos sorprendidos con noticias que nos devuelvan a la inestabilidad y a la desconfianza en la zona euro. La próxima semana arrancará con una nueva reunión del Eurogrupo y Chipre, Portugal, Grecia, Eslovaquia y España están en la agenda. A ello habrá que sumar la continuación en la presentación de resultados trimestrales de empresas cotizadas.

En lo que a España se refiere, el IBEX continúa muy lejos de sus máximos históricos y reduce su objetivo inicial a alcanzar los máximos anuales. Esta semana el selectivo ha encontrado una dura resistencia en los 8.600 puntos. Los buenos resultados de la subasta del Tesoro de ayer no impidieron el repunte de la prima de riesgo hasta los 292 puntos básicos, y el del bono a diez años al 4,19%. Como dijimos en el pasado análisis, que el IBEX alcance los 8.700 puntos no es empresa imposible. En la medida en que la bolsa neoyorquina continúe su racha, y se contengan las tensiones económicas y políticas de la zona euro, es posible visitar los 8.700 puntos. Los resultados empresariales que quedan por conocer (la semana que viene ACS y Acciona) no deberían suponer un problema.

Pero ello no nos hace olvidar que la generalizada debilidad económica no ha desaparecido, ni hay motivos para la mejora en el corto plazo. El dulce momento por el que atraviesa la renta variable tiene su motivación en el mantenimiento de las flexibles políticas de los bancos centrales. Dichas políticas tienen fecha de caducidad, y no confiamos en que la renta variable soporte estos niveles una vez se anuncie su desaparición. Algo que los traders esperamos ocurra más tarde que temprano.

Amar N. Daryanani

Analista Independiente

http://bolsamercados.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *