Mexico

USA

Otros

El BCE comprará deuda pero pone condiciones estrictas


La noticia ha llevado a que las bolsas suban. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, finalmante ha confirmado que comprará deuda soberana de los países en crisis de la eurozona con el objetivo de garantizar la “irreversibilidad” del euro.

Sin embargo, el BCE ha sido claro, esta intervención tendrá “estrictas condiciones” que serán supervisadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y deberá ir precedida por una petición de ayuda al fondo de rescate de la UE por parte de los Gobiernos beneficiarios.

Este programa “no tendrá límites previos” y contará con la “talla adecuada para lograr sus objetivos”. Se concentrará en la compra de bonos con vencimientos entre uno y tres años, lo que permitirá ayudar a los Gobiernos mientras surten efecto los ajustes y reformas estructurales emprendidos.

Draghi ha informado que el BCE no se fijará como objetivo de sus intervenciones ningún tope para la prima de riesgo o el tipo de interés de la deuda de los países intervenidos, en contra de lo que se había especulado, sino que actuará de forma discrecional.

El BCE renunciará a su condición de acreedor preferente y aceptará “el mismo tratamiento que los acreedores privados” en caso de reestructuración de la nueva deuda adquirida. La liquidez inyectada en el sistema con estas compras se retirará “plenamente” mediante otras operaciones, ha explicado Draghi.

La cantidad de deuda adquirida se publicará cada semana de forma agregada, pero el BCE también ofrecerá información país por país una vez al mes.

Programa Outright Monetary Transaction (OMT)

Publicará semanalmente el volumen de compras de los países. Además, cada mes se hará publica la nacionalidad de la deuda de los países a los que se les ha comprado la deuda.

Esta iniciativa permitirá a la entidad tratar las “distorsiones severas” en los mercados de bonos, así como garantizar la “irreversibilidad del euro” y evitar “escenarios catastróficos”.

Los países interesados deberán pedir o bien un rescate completo como el de Grecia, Irlanda y Portugal o bien un programa preventivo que incluya al menos la compra de bonos en el mercado primario, es decir, directamente en las emisiones del Tesoro. La intervención va dirigida de forma prioritaria a los países que todavía no han pedido el rescate completo pero también podría beneficiar a Atenas, Dublín y Lisboa cuando empiecen a volver a financiarse en los mercados.

El BCE suspenderá la compra de deuda “cuando no se cumpla el programa de ajuste macroeconómico”, según ha avisado el banquero italiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *