Mexico

USA

Otros

Crisis en el primer mundo: bancos europeos se van de Latinoamerica


La crisis internacional que afecta especialmente a los países desarrollados, a llevado a las empresas de Estados Unidos, y fundamentalmente de Europa a buscar nuevos rumbas para equiparar sus balances afectados en el hemisferio norte. Uno de los sectores que apuntó sus cañones a Latinoamérica fue la de las entidades financieras dada su baja bancarización.

Santander, BBVA, HSBC, ING y The Royal Bank of Scotland fueron instituciones que invirtieron fuertes sumas de dinero en América Latina, y en los últimos ejercicios las filiales fuera de sus países de origen, han sido las únicas que han arrojado mejores resultados, cosa que no sucedió en tierras donde se sitúa la casa matriz.

Sin embargo, algunos bancos europeos han comenzado a cerrar filas y en el último año y medio, han liquidado sus inversiones en América con un objetivo puntual, conseguir fondos para cumplir las exigencias de capital. En el caso de los cinco bancos europeos que han abandonado su negocio, se han quedado con unos 11.135 millones de dólares.

La estrategia ha sido vender sus negocios en fondos de pensiones, bancos, cartera de tarjetas de crédito, oficinas, compañías de bolsa y aseguradoras. Veamos algunos ejemplos.

El Grupo BBVA de España, abandonó su filial en Puerto Rico, incluida su compañía de seguros, por lo que recibirá de manos del Oriental Financial Group unos 500 millones de dólares. BBVA también anunció su intención de salir también del negocio de pensiones en América Latina (Colombia, México, Chile y Perú), lo que le significaría embolsar 5.000 millones de dólares.

El inglés HSBC, se desprendió de algunos activos que tenía en Estados Unidos, Centro y Suramérica, logrando hacerse con un capital extra de 4.821 millones de dólares.

El grupo holandés ING, vendió sus activos en pensiones al Grupo de Inversiones Suramericana (Grupo Sura) por 3.614 millones de dólares, operación que se concretó a comienzos del 2012.

Por su parte, Banco Santander ha recaudado unos 2.200 millones de dólares con su salida de Colombia y la venta de parte de su operación en Chile.

Por último, el inglés The Royal Bank of Scotland había hecho lo propio a comienzos del 2011, tras venderle al canadiense Scotiabank su banca minorista en Colombia.

¿Es momento de tener una banca más local?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *